Facebook 0
Twitter
WhatsApp

Autor de la imagen Freepik

Con mucha ilusión comienzo este apartado en la web sobre alimentación, por considerar que tiene mucha relación con el bienestar y la salud aparte de ser una función vital de importancia. 

Aprender a comer es de crucial importancia para el equilibrio de las funciones vitales, emocionales y mentales. Con la alimentación consciente aprendemos a comer sin necesidad de dietas o regímenes estrictos. 

Al tener otra comprensión se establece una sana relación con la comida, alimentándose así sabia y armónicamente haciendo escucha de las sensaciones físicas de hambre-saciedad, sin dejarse llevar por los caprichos o matando el hambre con el primer alimento que uno encuentre para saturarse.

Alimentarnos en armonía significa, simplemente, distribuir los alimentos por el cuerpo según su efecto energético y conseguir así que sean ingeridos instintivamente (según nuestra necesidad particular) para fortalecerlo.

No solo con la única intención de aplacar la sed y el hambre físico, sino también para mantenerlo equilibrado, calmado, mimado y fuerte.

En la actualidad, quien más y quien menos practica la  ‘alimentación inconsciente’

Parece que no hay tiempo que perder, y mucho menos en algo tan banal como la comida. Entonces nos olvidamos de una buena alimentación  y engullimos lo primero que tenemos a mano, algo que nos quite el hambre y nos entretenga el menos tiempo posible. Pero a la larga, este tipo de alimentación es perjudicial para nuestra salud, tanto física como mental.

Alimentarse conscientemente es una forma de vida. Te propongo los siguientes consejos para llevarla a cabo y cambiar la percepción de lo que comemos.

1.- La primera pregunta que debemos hacernos es: ¿tenemos hambre o es ansiedad? ¿O aburrimiento? ¿capricho? ¿o tapamos alguna emoción? Si a lo largo del día (exceptuando las comidas principales) las respuestas a estas preguntas son afirmativas, debemos olvidar ese tipo de alimentación. 

Sugerencia: podemos beber un vaso de agua, salir a caminar u observar que emoción es la que te lleva delante de la nevera o de ese alimento, es decir, toma conciencia si es necesaria esa ingesta de alimentos.

2.- La hora de comer. Es fundamental que la hora de comer sea la hora de comer. No la hora de adelantar trabajo, ni de consultar el móvil, ni de ver ‘qué ha pasado en el mundo’ ni nada por el estilo. 

Debemos centrarnos en lo que estamos comiendo, en las sensaciones que nos producen los alimentos que tenemos en la mesa.

3.-Mesa para invitados. Preparemos el momento de la comida como si fuéramos a invitar a alguien a comer. Un mantel bonito, unas flores, una decoración que nos guste, etc. 

Presentemos los platos adecuadamente como si estuviéramos en un restaurante. La satisfacción de lo que nos rodea mientras comemos aumentará nuestro positivismo.

4.- Comer despacio. Es fundamental comer despacio. ¿De verdad tenemos tanta prisa que no podemos dedicar 20 minutos a la hora de comer? Seguramente dedicamos más tiempo a mirar las redes sociales en nuestro móvil.

Debemos masticar bien y saborear la comida. Descansar entre plato y plato, e incluso entre bocado y bocado. Comer debe ser un placer, y los placeres se disfrutan lentamente.

5.- Practicar, practicar, practicar. Es posible que debido al trabajo, a las tareas extra o al cuidado de los hijos, nos resulte complicado comer de forma consciente todos los días. Está bien. 

Empecemos poco a poco, al menos una o dos veces por semana y vayamos añadiendo días a lo largo del tiempo.

Comer conscientemente es fundamental para una buena salud. Y como todos sabemos, la salud es lo primero. 

Comer de manera consciente ayudará a nuestro cuerpo y a nuestra mente a relajarse y a disfrutar del momento, porque la vida está hecha, simplemente, de momentos.

En este blog podéis encontrar recetas: Raquel García http://ilovemetoomuch.blogspot.com.es/ 

Alimentación Consciente
5 (100%) 3 votos

Facebook 0
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.