Sobre mí

Aunque siempre despertó mi curiosidad, no fue hasta 2012 cuando empecé a practicar yoga de forma regular.

Con el paso de los meses, fui consciente de que el yoga me estaba transformando, convirtiéndose en el centro y motor de mi vida.

Fue entonces cuando decidí formarme como profesora de Yoga Integral.

Hasta hace unos años, mi vida profesional giraba en torno al mundo de la educación y el deporte. Dieciséis años como profesora de fitness y pilates.

Y otros muchos como profesora de música hicieron que, cansada de dedicar gran parte de mi tiempo a trabajar, decidiera tomarme una excedencia profesional del universo de la docencia y me dedicara a aquello que llena y nutre mi vida: el yoga.

Esta decisión está suponiéndome un profundo proceso de evolución personal.

Durante los 5 últimos años me formé en diversas disciplinas y técnicas dentro del marco del desarrollo personal.

Acudí a un gran número de talleres, cursos y seminarios que ampliaron mi enfoque y mirada hacia el desarrollo integral del individuo mientras que, paralelamente, comencé a formarme como profesora de Yoga Integral en la escuela Dharma Ananda de Valencia.

He realizado muchas formaciones en mi vida. Llegaba a cada una de ellas anhelando la fórmula o los conocimientos que consiguieran calmar mi inquietud interna. 

Sin embargo, lejos de disminuir, tras un breve lapso de tiempo, dicha inquietud aumentaba. En cambio, desde el primer mes en la Formación de Yoga sentí que había llegado “a casa”.

Como dice el principito: “lo esencial es invisible a los ojos”. Y precisamente, lo esencial, es lo que me permite experimentar cada una de las enseñanzas. 

Laura Castellano

El éxito del Yoga no se encuentra en la capacidad de lograr posturas sino en la transformación positiva que acontece en la manera de vivir nuestra vida y nuestras relaciones.

Es por eso que te invito a que no creas estas palabras sino a que las experimentes.