Tadasana o postura de la montaña

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
postura de la montaña

La postura de la montaña o Tadasana es muy recomendable para una mejora postural de nuestro cuerpo. También suele ser el inicio de muchas otras asanas.

Ejecución

No por ser una asana sencilla deja de ser beneficiosa. ¡Nos concentramos y empezamos!

De pie, los dedos gordos de los pies tocándose, con los talones ligeramente separados. Estira los dedos de los pies hacia arriba y vuelve a posarlos en el suelo.

Balancea el cuerpo ligeramente hacia delante y atrás primeramente, después hacia los lados hasta, lentamente ve parando hasta estar perfectamente equilibrada con las plantas de los pies.

Aprieta las rodillas, estira la parte posterior de las piernas. Mete el estómago y expande el pecho, sin arquear la  espalda.

Los brazos, los colocamos lados del cuerpo con los dedos apuntando hacia abajo. Exhala y suelta la tensión de los hombros, bajándolos y relajándolos.

Relajamos los músculos de la cara y el cuello. Imagina una cuerda que tira suavemente de tu cuerpo hacia arriba, ¡relájate!

Mantén esta posición entre 30 segundos y 1 minuto, inhalando y exhalando lentamente.

Beneficios

  • Mejora la postura.
  • Fortalece muslos, rodillas y tobillos.
  • Da firmeza al abdomen y glúteos.
  • Alivio para el dolor de ciática.
  • Reduce pies planos.

Contraindicaciones

  • Dolor de cabeza.
  • Insomnio.
  • Presión arterial baja.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp